“33 variaciones”, superlativa

La obra de Moisés Kaufman, multipremiada en los Estados Unidos, ha sido montada en Buenos Aires. En el Teatro Metropolitan Citi II, con las actuaciones de Marilu Marini (Catalina), Lito Cruz (Beethoven), Malena Solda (Clara),  Rodolfo De Souza (Anton Diabelli); Francisco Donovan (David Clark), Gaby Ferrero (Gertie), Alejo Ortiz (Anton Schindler) y el joven pianista santafecino Natalio González Petrich.

La dirige Helena Tritek, con la sensibilidad exacta que pide la historia.

Imagen

Comenta Moises Kaufman, autor: “33 VARIACIONES sigue a Catalina en su empecinada campaña para resolver un antiguo misterio en torno al compositor más grande de la historia: por qué Beethoven dedicó tres años de su vida a un pequeño vals de Antonio Diabelli cuando ya había escrito ocho de las nueve sinfonías. Su investigación lleva al espectador del presente a la Viena del siglo XIX.  Fue muy cómico como nació esta obra:   estaba caminando hacia casa luego de salir del teatro cuando me paré en una tienda de discos y le pregunté a uno de los vendedores, ‘recomiéndame algo de Beethoven’, y él me recomendó el disco de las 33 variaciones. No sólo me dio el disco, sino que me contó toda la historia que la obra cuenta. Me fui a casa y directamente empecé a escribir. El hecho de que el compositor europeo más importante de la época eligiera “una música tan insignificante como el punto de partida de su próximo proyecto a mí me impresionó muchísimo. Yo quería saber por qué. ¿Qué fue lo que vio en eso?”

Comenta Helena Tritek, directora: “La vida y la música se entremezclan con la sencillez y la armonía que propone la pieza de Kaufman. El autor expone la fragilidad y lo efímero de lo humano   frente al desafío constante del tiempo.  33 VARIACIONES nos invita a entrar en el mundo espiritual de Beethoven, a transformarnos, a ser protagonistas de una experiencia inconmensurable. La pieza nos desafía a valorar, a detenernos y a saborear las pequeñas cosas que nos brinda el estar vivos. Este elenco de siete actores y sus interpretaciones con la presencia del pianista en vivo nos sumerge en esta creación dramática y nos lleva a explorar lo profundo del alma humana.”

Comento yo: “Marilú Marini es la mejor actriz que ha dado este país en el último medio siglo, por lo menos. Es apasionada, arriesgada, frágil, candorosa, brutal, delirante, y dueña de una feminidad sobrenatural.  Resplandece sobre el escenario (y doy cuenta de que debajo de él también), como un astro con luz propia. Es cierto, y maravilloso, que en esta puesta todo es perfecto: las luces de Eli Sirlin, la escenografía de Jorge Ferrari, el vestuario de Mini Zuccheri. El resto del elenco: Malena Solda , Lito Cruz, Gaby Ferrero, Alejo Ortiz, están todos absolutamente impecables, adorables. El pianista, pieza clave en la narración, es un lujo. Pero déjenme decirlo: Marilú Marini, que, generosa, actúa en armónico concierto con todos, es palabras mayores.

No dejen de ver este espectáculo. Se los pido de rodillas.

Alejandra Herren

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s