Negritud y sex-appeal

Se llama Florencia Andrada, y acaba de lanzar su primer disco solista, “Otra realidad”, con composiciones propias. Una jugada total, porque Florencia se arriesga a componer canciones que abrevan en el blues, y en el viejo soul sureño de los años setenta, con letras en castellano. Y otra jugada más en el sonido vintage que eligió. Ella canta como un ángel, acompañada por varios monstruos: Roberto Porzio y Julio Fabiani ( Guitarras), Alejandro Dixon ( Batería), El Pájaro (Bajo), y Luciana Hernández y Andrea Díaz (Coros). A ellos se acoplan siempre tres vientos, que le terminan de dar ese toque mágico a la música de Florencia.

En las letras, mucho desaire amoroso, soledad, bronca y tristeza. Ella dijo, en una entrevista con Página / 12: “El soul tiene mucho de eso. Aunque por la época en la que explotó, los ’60, con Martin Luther King y el movimiento social de los negros, también fue reivindicación, defensa de los derechos humanos y, ante todo, amor. Lo que pasa es que, más allá de mi conciencia personal, me pareció que era temprano para ir en esa dirección con mis temas. Me tomo muy en serio lo que digo y, si voy a plasmar un lugar político, necesito poder sostenerlo y, de momento, no siento que pueda dar la vida por tal o cual bandera.”

Está claro que lo mejor que le sucede a la música es gracias al esfuerzo de los músicos independientes.

otra realidad

Sigue leyendo